Los rivales: cómo juegan Islandia, Nigeria y Croacia

Deportes 01/12/2017
Argentina ya conoce a sus contrincantes en la primera fase del Mundial. A pesar de que algunos tienen menos historia en este tipo de certámenes, Jorge Sampaoli y compañía saben que no podrán relajarse.
rivales Argentina Mundial

A diferencia del último Mundial, Argentina tiene un grupo que le demandará más esfuerzo del que hizo en Brasil. Esta vez no hay un rival que parezca endeble, o que no tenga una categoría notablemente inferior. Jorge Sampaoli sabe que enfrentará a tres selecciones que lo obligarán a empezar el torneo concentrados, metidos, afinados. Esta vez no habrá proceso de adaptación posible.

Islandia, el debutante

El próximo 16 de junio, en el estadio del Spartak de Moscú, Argentina se medirá contra Islandia. A pesar de la raquítica historia del conjunto europeo y de los nulos antecedentes en enfrentamientos entre sí, no es equipo sencillo. Islandia viene creciendo a un ritmo frenético en los últimos años. Y no es casualidad: el Estado planificó detalladamente la progresión del fútbol en la isla. La receta fue sencilla: apostaron por formar entrenadores, optaron por desparramar directores técnicos bien preparados por todo el país.

Lo lograron. Se convirtieron en el primer país clasificado a un Mundial con menos de un millón de habitantes. Escasean los jugadores profesionales. Eso, sin embargo, no influyó en la explosión futbolística de Islandia. Los números hablan por sí solos: en las Eliminatorias a Sudáfrica 2010 quedaron últimos en su zona y solamente sumaron cinco puntos; camino a Brasil, lograron un lugar en la repesca pero perdieron contra Croacia en el mano a mano; en su primera presentación en una Eurocopa, en 2016, fueron la gran sorpresa: llegaron a cuartos de final, luego de eliminar a Inglaterra en octavos.

Todo se hizo más fácil en las eliminatorias para Rusia. Ya en esa instancia, Islandia estaba afirmado. Era una realidad. Por eso ganaron su zona. No necesitaron de segundas oportunidades para llegar a esta Copa del Mundo. Ganaron la zona que compartieron con Croacia, tal como ocurrirá en junio: se repartieron una victoria para cada uno. De diez partidos, ganaron siete, empataron uno y perdieron dos. Es un equipo ordenado, convencido, que no tiene nada para perder. Jorge Valdano los definió como “una piedra”. Gilfy Sigurdsson, delantero del Everton inglés, es el jugador al que Sampaoli más deberá estudiar.

Croacia, el más peligroso

La segunda presentación, el 21 de junio, será contra Croacia, un seleccionado que coincidió con Argentina en Francia ’98, donde los entonces dirigidos por Daniel Passarella ganaron por 1-0. Veinte años después los croatas poseen, quizás, uno de los mejores mediocampos del mundo. Lo integran tres futbolistas demenciales con un presente de lujo: Iván Rakitic, Luka Modric y Mateo Kovacic. Rakitic es el motor del Barcelona. Es el hombre que le da ritmo, que hace los relevos: se anima a pisar el área y hasta tiene mucha recuperación de balón. Modric maneja la pelota en el Real Madrid con la categoría de los inolvidables. Rubio, elegante, combina una pegada fantástica con muchísima claridad para marcar los tempos del juego. Kovacic lentamente gana lugar en el Merengue a fuerza de garra y recuperación.

Pero hay más. Arriba, en la delantera, el entrenador Zalko Dalic, tiene tres atacantes que hacen temblar a los defensores de la liga italiana. Mario Mandzukic debió correrse a la banda de la Juventus a partir del arribo de Gonzalo Higuaín y Paulo Dybala, pero naturalmente se mueve en el corazón del área. Alto, fuerte, cabecea y tiene remate de media distancia. Iván Perisiccomparte el ataque del Inter con Paulo Dybala: hizo cuatro goles en esta temporada. Por último está Nikola Kalinic, quien en esta temporada se sumó al Milan.

A pesar de que en los últimos Mundiales no logró pasar la primera fase, y aunque debió ir a la repesca para conseguir su plaza en Rusia, Croacia es el contrincante al que Argentina tendrá que prestarle más atención. La batalla por la mitad de la cancha –lugar central para Sampaoli- será crucial para definir el juego.

 

Nigeria, un viejo conocido

El cierre de Argentina en el Grupo D ocurrirá el 26 de junio, y el rival es un archiconocido para todos los argentinos: Nigeria, en San Petersburgo. Los africanos comparten grupo con Argentina por quinta vez en mundiales. Ya lo hizo en Estados Unidos ’94, Corea-Japón ’02, Sudáfrica ’10 y Brasil ’14. Siempre fueron victorias nacionales. Pero el último antecedente no es positivo. Se enfrentaron en Rusia y los africanos aplastaron a Sampaoli y compañía: fue 4-2 para los de verde, con un segundo tiempo arrollador. Esa noche, el entrenador argentino, que no tuvo a Messi, experimentó con una línea de tres defensores que dejó más dudas que certezas.

Nigeria manda en África con una comodidad asombrosa. Hace 36 partidos que no pierde un partido en las Eliminatorias. De hecho, solamente empató tres juegos en el camino a Rusia. Entre sus futbolistas más importantes se destacan Victor Moses, un volante que se desempeña en el Chelsea inglés; John Obi Mikel, quien luego de un paso extenso en la Premier League decidió exiliarse en China; Kelechi Ilehanacho, autor de uno de los tantos en el último amistoso y protegido de Pep Guardiola en el Manchester City; y Ahmed Musa, atacante del Leicester.

Sin la posibilidad de empezar despacio, Argentina ya lo sabe: tendrá que empezar con el pie firme para no tambalear en la primera fase.

Te puede interesar