River y Boca abren las semifinales de la Copa Libertadores con el primer Superclásico

DEPORTES 01 de octubre de 2019
El Millonario recibe al Xeneize en el partido de ida en el estadio Monumental; ambos equipos buscan la ventaja en pos de llegar a la definición del torneo.
River Boca previa superclasico

River Plate y Boca Juniors animarán el primer Superclásico correspondiente a las semifinales de la Copa Libertadores de América. El partido de ida del certamen que tiene el Millo como el vigente campeón, se disputará en el estadio Monumental, desde las 21.30, con el arbitraje del brasileño Rapahel Claus y transmisión de Fox Sports.

Los equipos más grandes de Argentina vuelven a enfrentarse por Copa Libertadores de América a casi diez meses de la histórica final de la edición 2018 que debió trasladarse a Madrid, España, por el ataque que sufrió el micro que trasladaba a la delegación xeneize en las inmediaciones del estadio Monumental.

El recinto de Núñez estará repleto por casi 70 mil hinchas millonarios que agotaron las entradas, con una recaudación récord de 120 millones de pesos.

El antecedente más cercano también fue en el Antonio Vespucio Liberti hace apenas un mes y fue un empate sin goles por la quinta fecha de la Superliga.

Más atrás en la historia, en 2004, River y Boca también fueron protagonistas de una de las semifinales de la Copa Libertadores y el ganador fue el club de La Ribera tras una infartante definición con tiros desde el punto penal, luego del triunfo 2-1 del local para igualar la serie que había abierto el 1-0 a favor del xeneize en La Bombonera.

A partir de hoy se comenzará a escribir un nuevo capítulo de esta larga historia de rivalidad y el foco estará puesto en si el equipo dirigido por Gustavo Alfaro podrá quitarle la posibilidad al de Marcelo Gallardo de intentar repetir la corona.

Luego del episodio en Madrid, Boca atravesó una profunda renovación desde la conducción técnica hasta los protagonistas. Un ejemplo claro es que de los que fueron titulares en aquel partido solo estarían desde el inicio Esteban Andrada y Carlos Izquierdoz.

River, en cambio, mantiene la base del plantel que conquistó América en Europa y solo lamenta las bajas por lesión del histórico capitán, Leonardo Ponzio, y del colombiano Juan Fernando Quintero, quien sueña con volver a ser héroe en la revancha en La Bombonera.

Las formaciones de ambos serán una incógnita hasta los instantes previos al inicio del superclásico, ya que ambos entrenadores no adelantaron ningún indicio.

Luego del triunfo sobre Gimnasia por 2-0 en el bosque platense, el Muñeco Gallardo aguarda por la recuperación del uruguayo Nicolás De La Cruz, quien ya recibió el alta médica, y tiene una duda en la zaga central: Javier Pinola o el chileno Paulo Díaz.

Alfaro, por su parte, se ilusiona con tener a Eduardo Salvio pero el Toto no llegaría en las mejores condiciones físicas y su lugar sería ocupado por Franco Soldano, quien volvería a ocupar el sector derecho del ataque tal como sucedió en el último clásico.

La incógnita pasaría por el delantero, donde Ramón Ábila y Mauro Zárate pelean cabeza a cabeza por ser la referencia de ataque.

Ambos tuvieron minutos en el empate 1-1 frente a Newell's Old Boys del pasado sábado en La Bombonera, que mantuvo al equipo de Alfaro en lo más alto del campeonato.

En duelos de eliminación directa (tanto de AFA como Conmebol), River tiene un ventaja sobre Boca ya que ganó 12 de 17 enfrentamientos, aunque en los seis continentales hay paridad con tres por lado.

La revancha será recién el martes 22 de octubre en La Bombonera y allí se definirá el representante argentino en la final única que se jugará en el estadio Nacional de Santiago de Chile, el 23 de noviembre, ante el vencedor de la serie brasileña entre Gremio y Flamengo.

Te puede interesar