Catamarca Web Noticias Catamarca Web Noticias

"Los que hicieron el mayor desastre" son los que "ahora acusan" al Gobierno de "populista"

Así lo afirmó el presidente Alberto Fernández, quien también denunció que algunos bonistas especulan con un "cambio de gobierno" en la Argentina en caso de que haya default.

ACTUALIDAD 11 de mayo de 2020
5eb9e64377ce3_1004x565

El presidente Alberto Fernández afirmó hoy que "los que hicieron el mayor desastre y escondieron la basura debajo del sillón son los que ahora acusan" al Gobierno nacional de "populista", y al tiempo que cuestionó a Cambiemos y dijo que sus integrantes "destruyeron la economía sin virus de por medio".

"Usan el concepto de populismo como un sistema que significa algo así como que son tipos que gobiernan y esconden la basura abajo del sillón. Quiero decirles que los que hicieron el mayor desastre y escondieron la basura bajo el sillón son los que nos acusan de populistas", enfatizó Fernández.

En ese marco, se preguntó "qué será el populismo", y resaltó: "Nunca sé que es el populismo, nunca entendí qué es el populismo. Uno tiende a pensar que populismo debe querer decir hacer lo que el pueblo quiere, ¿eso no está tan mal no?".

"Está bastante bien. Eso es lo que deberíamos hacer porque nosotros tenemos alguien que nos manda y es el pueblo", amplió el Presidente en declaraciones al canal C5N.

Al referirse a la relación con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, afirmó que "sería un ingrato" si dijera que "ha tenido una actitud inadecuada en este tiempo", y consideró que el coronavirus es un problema donde Nación, Provincia y Municipios tienen que unirse.

"Tenemos un problema que el epicentro del problema es la Capital Federal y el Gran Buenos Aires. Es un problema donde tenemos que unirnos más que nunca Horacio, (el gobernador bonaerense) Axel (Kicillof) y yo, y así actuamos", resaltó.

El Presidente aseguró que los test rápidos que fueron donados al Gobierno nacional para hacer las primeras pruebas de coronavirus "son muy buenos, sirven mucho", y agradeció a las empresas que los compraron para ayudar al país a contener el avance de la pandemia.

Fernández pidió a los argentinos que sean "muy cuidadosos" a la hora de realizar actividades por la presencia de coronaviru, ya que "no hay una situación de normalidad en ningún lado", más allá de que se hayan dispuesto ciertas aperturas de la cuarentena en el país.

Al referirse a quienes piden levantar la cuarentena, el Presidente subrayó: "Yo lo conozco a Alfonso Prat Gay hace mucho tiempo. Es llamativo. Decís que por el coronavirus vas a destruir la economía y ellos la destruyeron sin virus de por medio".

"Yo respeto, pero por favor dejen de confundir a la gente", se quejó el mandatario nacional, y volvió a pedir "salir del falso dilema entre economía y salud".

Respecto de las críticas que recibe de una parte de la oposición, Fernández recordó que el gobierno de la ex mandataria bonaerense, María Eugenia Vidal, hacía "campaña vanagloriándose de no haber abierto un sólo hospital en la provincia de Buenos Aires", por lo que ante la pandemia de coronavirus tuvieron que "salir corriendo a construir hospitales".

"Hace 6 meses atrás, cuando estábamos en campaña, había una gobernadora que decía que no iba a abrir más hospitales, y tuvimos que salir corriendo a construir hospitales. Nosotros nos olvidamos, pero esto nos pasaba hace 6 meses atrás", manifestó.

En sintonía, amplió: "Hacían campaña vanagloriándose de no haber abierto un sólo hospital en la provincia de Buenos Aires.

Cuando voy a La Matanza y veo que esos hospitales estaban hechos en diciembre de 2015, no entiendo por qué no los habilitaron".

Por otra parte, el jefe de Estado afirmó que no fue su intención "abrir ningún debate" con Suecia por la comparación que hizo con los números de la pandemia, pero destacó que nadie garantiza que levantar la cuarentena hará que "la economía prospere".

"Se dice ´Levantemos porque se van a morir más por la economía, que por la pandemia´. Yo no quise abrir ningún debate, yo tengo admiración por Suecia", expresó el jefe de Estado, al volver a cuestionar a los sectores que impulsan esa idea.

En ese sentido, indicó que "el Banco Central sueco anuncia que la mirada más pesimista es la caída de 9 puntos del PBI", al destacar que una cuarentena flexible no garantiza mejoras en la economía.

El Presidente volvió a hablar de Suecia luego de que este lunes la Embajada de ese país le respondiera a sus expresiones del pasado viernes y afirmara que no se pueden hacer "comparaciones directas".

El único líder moral

Por otra parte, Alberto Fernández aseguró que el Papa Francisco "es el único líder moral" del mundo, al tiempo que reveló que habla periódicamente y le "sirve mucho" charlar con él.

El jefe de Estado contó que dialogó telefónicamente por última vez hace quince días, y remarcó que el Santo Padre "ayudó mucho silenciosamente" a la Argentina con el tema de la deuda.

"A mí me hace muy bien hablar con él, porque para mí la política tiene un contenido moral altísimo", expresó el mandatario nacional.

Fernández, sostuvo que el Sumo Pontífice "habla con una franqueza" que él "siempre quiso ver en la Iglesia".

"Con el Papa apareció una Iglesia ocupada de los sectores más vulnerable", destacó el Presidente.

Y agregó: "El Papa es una figura superior a todos, no es mío, no es de nadie".

"Si tienen una contraoferta, que digan cuál es"

El Presidente también denunció que algunos bonistas especulan con un "cambio de gobierno" en la Argentina en caso de que haya default y les advirtió: "No nos van a doblegar".

Luego del fuerte rechazo de acreedores a la oferta de renegociación presentada por la Argentina, Fernández les exigió a los fondos de inversión que "si tienen una contraoferta, digan cuál es".

Fue al cabo de una jornada en la que se instaló la idea de que el rechazo a la propuesta original fue muy alto, aunque ni el Gobierno nacional ni el bonaerense lo informaron, en medio de un fuerte hermetismo.

No obstante, Fernández insistió en que su gobierno no quiere llevar a la Argentina a una nueva cesación de pagos.

"No somos unos necios que quieren llevar al país al default", sostuvo.

Por primera vez, Fernández denunció que "algunos bonistas especulan con un cambio de Gobierno" si la Argentina cae en default.

Fernández finalmente dijo que la Argentina está dispuesta a escuchar una contrapropuesta de parte de los bonistas, aunque aclaró: "No somos unos necios, no somos unos irresponsables", en alusión a que el país solo se comprometerá a pagar lo que pueda llegar a cumplir, tras la oferta realizada días atrás.

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias