Catamarca Web Noticias Catamarca Web Noticias

CATAMARCA AHORA

La vacuna contra el coronavirus entra en la recta final

Muchos de los antígenos ya están en etapa de ensayos clínicos en varias partes del mundo, incluso uno de ellos en nuestro país.

ACTUAL 09 de agosto de 2020
covid vacuna

La carrera por el hallazgo y producción de una vacuna efectiva contra el coronavirus parece ingresar en la recta final, algo en lo que Argentina también tiene algo que ver con el desarrollo de las últimas pruebas clínicas en humanos.

Son 26 las posibles vacunas que están siendo probadas en diferentes fases en distintas partes del mundo, media docena de las cuales están "en una buena etapa, ensayos clínicos", dijo el director de urgencias sanitarias de la OMS, Michael Ryan, a medios internacionales.

Tres de las seis vacunas se desarrollan en China, mientras que las otras son objeto de estudio en los laboratorios de las farmacéuticas estadounidenses Pfizer, Moderna y la británica AstraZeneca, esta última en colaboración con la Universidad de Oxford.

Ryan añadió que en cuanto alguna de ellas muestre buenos resultados "se pasará a la producción de la vacuna y se procederá a la inmunización de la población, pero hay que ser cautos y ver posibles efectos adversos antes de vacunar a miles de personas". 

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, se alzó contra cualquier "nacionalismo" en materia de vacunas y abogó por que se compartan herramientas para combatir la covid-19. "El nacionalismo de vacunas no es bueno. Esto no va a ayudarnos", declaró durante el Foro de Seguridad de Aspen, tres días de debates que este año se celebran telemáticamente. "Debería haber un consenso mundial para que cualquier vacuna sea un bien público común; [...] es un compromiso político", exhortó. 

Para él, no se trata de "compartir por compartir", sino porque es una necesidad y que esto beneficiaría incluso a los países mejor equipados: "No dan caridad a los demás. Lo hacen por ellos mismo, pues cuando el resto del mundo se restablece y se abre, igualmente se benefician", señaló. 

Ghebreyesus destacó que los dos objetivos principales de la OMS son acelerar la elaboración de la vacuna y garantizar su distribución justa, advirtiendo también contra "nacionalismo en la esfera de vacunación". Pero el hallazgo de la vacuna es sólo el primer paso. Luego viene la forma en la que se distribuirá, entre qué países, y con qué criterios, teniendo como telón de fondo el "nacionalismo de vacunación". 

Estados Unidos ha invertido unos USD10.000 millones para asegurarse millones de dosis de las posibles vacunas de Pfizer y Moderna, mientras que China también realizó una inyección multimillonaria de fondos en el desarrollo y producción de varias vacunas. Por ejemplo, la compañía china CanSino, en cooperación con la Academia China de Ciencias Militares, anunció resultados que 500 personas en un hospital en Wuhan participan ya en pruebas de segunda fase.

La compañía SinoVac también informó de resultados prometedores después de inyectar una vacuna en fase de prueba a 743 personas. Y Beijing anunció que establcerá un fondo de USD1.000 millones para financiar la compra de vacunas a otros países llegado el momento. 

En la Argentina, en tanto, por estos días se ponen en marcha las pruebas clínicas de la vacuna de Pfizer, las que se realizarán sobre un total de 4500 personas, según fuentes cercanas a los ensayos. De ellos, la mitad recibirá la vacuna mientras que al resto se le administrará un placebo, y los resultados estarían para el mes de octubre. De avanzarse positivamente, la producción de la vacuna podría comenzar en marzo o abril del 2021, estiman las fuentes. 

Si bien el gobierno argentino no ha participado con aportes monetarios, se espera que el hecho de probar la efectividad de la vacuna en habitantes del país le otorgue una suerte de prioridad a la hora de la distribución del antígeno. 

Aquí también hay un punto de esperanza para la Argentina, ya que una versión muy difundida (aunque no confirmada) indica que en virtud de un acuerdo bilateral firmado por el presidente ruso Vladimir Putin y la entonces mandataria argentina, Cristina Fernández, el país estaría en condiciones de recibir 50 millones de dosis de una futura vacuna.

Te puede interesar

Más vistas

Boletín de noticias