Catamarca Web Noticias Catamarca Web Noticias

LO ÚLTIMO

Muerte de Isabel II: el nuevo monarca británico será conocido como Carlos III

El conflictivo perfil de Carlos III, el hijo de Isabel II que la reemplazará en el trono.

ACTUALIDAD 08/09/2022
Carlos III

Desde la Familia Real confirmaron el jueves que el nuevo monarca británico será conocido como el rey Carlos III, tras la muerte de la reina Isabel II, informó PA Media.

En su primera comunicación pública, el nuevo rey de Gran Bretaña describió la muerte de su madre, la reina Isabel, como un momento de "máxima tristeza".

Así lo aseguró en un comunicado emitido el jueves por el Palacio de Buckingham, minutos después del fallecimiento de Isabel II, de 96 años y que permaneció durante siete décadas en el trono británico.

La tarea será abrumadora. Su difunta madre era muy popular y respetada, pero deja una familia real que ha visto empañada su reputación y tensadas sus relaciones, con acusaciones incluso de racismo contra funcionarios del Palacio de Buckingham.

Carlos se enfrentará a esos retos con 73 años, convirtiéndose en el monarca de mayor edad en ocupar el trono en un linaje que se remonta a 1.000 años, acompañado con su segunda esposa Camilla, que aún divide a la opinión pública.

Reina Isabel IIFin de una era: murió la reina Isabel II de Gran Bretaña a los 96 años

Para los detractores, el nuevo rey es débil, vanidoso, entrometido y mal preparado para el papel de soberano.

Se le ha ridiculizado por hablar con las plantas y obsesionarse con la arquitectura y el medio ambiente, y será asociado durante mucho tiempo con su fallido primer matrimonio con la difunta princesa Diana.

Sus partidarios dicen que eso es una distorsión del buen trabajo que hace, que simplemente se le malinterpreta y que en áreas como el cambio climático se ha adelantado a su tiempo.

Afirman que es reflexivo y se preocupa por sus conciudadanos británicos de todas las comunidades y condiciones sociales. Su organización benéfica Prince's Trust ha ayudado a más de un millón de jóvenes desempleados y desfavorecidos desde su lanzamiento hace casi 50 años.

"El problema es que estás en una situación en la que no puede ganar nada. Si no haces nada en absoluto (...) se van a quejar", dijo una vez Carlos en un documental de televisión. "Si intentas implicarte, hacer algo para ayudar, también se quejan".

A lo largo de su vida, Carlos se ha visto atrapado entre una monarquía en proceso de modernización, que intenta encontrar su lugar en una sociedad más igualitaria y en rápida evolución, y el mantenimiento de las tradiciones que dan a la institución su encanto.

El mayor, Guillermo, de 40 años, que se convierte ahora en el heredero, lleva una vida de deberes tradicionales, obras de caridad y pompas militares.

El menor, Enrique, de 37, reside en las afueras de Los Ángeles con su esposa, la actriz estadounidense Meghan Markle, y su familia, forjando una nueva carrera más acorde con Hollywood que con el Palacio de Buckingham.

Los hermanos, antes muy unidos, apenas se hablan ahora.

Crianza

Preparado desde su nacimiento para ser rey algún día, Carlos Felipe Arturo Jorge nació en el Palacio de Buckingham el 14 de noviembre de 1948, en el duodécimo año de reinado de su abuelo, el rey Jorge VI.

Con solo tres años se convirtió en heredero, después de que su madre se convirtió en reina en 1952, y su crianza fue diferente a la de los previos futuros monarcas.

A diferencia de sus predecesores, educados por tutores privados, Carlos fue a la escuela Hill House, en el oeste de Londres, antes de ser internado en la escuela Cheam, en Berkshire, a la que asistió su padre, el príncipe Felipe.

Luego fue enviado a Gordonstoun, un duro internado en Escocia donde también había estudiado Felipe. Describió su estancia allí como un infierno: se sentía solo y acosado. "Una sentencia de prisión", dijo. "Colditz con faldas escocesas".

Rompiendo de nuevo con la tradición, fue al Trinity College, en Cambridge, para estudiar arqueología y antropología física y social, pero más tarde se cambió a historia.

Durante sus estudios fue coronado formalmente Príncipe de Gales, el título que tradicionalmente ostenta el heredero al trono, en una gran ceremonia en 1969, tras pasar nueve semanas en una universidad galesa donde, según dijo, se enfrentó a las protestas casi diarias de los nacionalistas. Al año siguiente se convirtió en el primer heredero británico en recibir un título.

Como muchos miembros de la realeza antes que él, se alistó en las fuerzas armadas, inicialmente en la Real Fuerza Aérea en 1971 y más tarde en la Marina, ascendiendo de rango hasta comandar el dragaminas HMS Bronington, antes de terminar el servicio activo en 1976.

Cuando era un joven príncipe, tenía una figura elegante y deportiva y le gustaba esquiar, hacer surf y bucear. Era un gran jugador de polo y también participó como jinete en varias carreras de competición.

Al dejar la Marina buscó un papel en la vida pública, ya que no había un puesto constitucional claro para el heredero, y dijo que tuvo que "inventárselo sobre la marcha".

"Eso es lo que lo hace tan interesante, desafiante y, por supuesto, complicado", dijo sobre su papel en un documental con motivo de su 70 cumpleaños.

Sin embargo, para muchos en Reino Unido y fuera de él, Carlos siempre estará asociado a su fracasado matrimonio con Lady Diana Spencer y a su romance con Camilla Parker Bowles, el amor de su vida.

Cuando él y Diana se casaron en 1981 ante una audiencia televisiva mundial de unos 750 millones de personas, su novia parecía la elección perfecta.

Al principio todo parecía ir bien, con el nacimiento de Guillermo y Enrique en 1982 y 1984, respectivamente. Pero entre bastidores, el matrimonio tuvo problemas y Diana culpó a Camilla de su eventual ruptura en 1992, diciendo en una famosa entrevista televisiva: "Éramos tres en este matrimonio".

Carlos dijo que permaneció fiel "hasta que (el matrimonio) se rompió de forma irremediable". La pareja se divorció en 1996. Cuando Diana murió en un accidente de coche en París en 1997, la prensa se ensañó con él y Camilla, y su popularidad se hundió.

En las décadas siguientes, su prestigio mejoró, aunque sigue siendo menos popular que su madre. En 2005 se casó por fin con Camilla, que salió a la luz pública para conseguir una mayor aceptación y elogios por su estilo desenfadado.

Sin embargo, la sombra de Diana permanece, y su vida sigue cautivando al público. En los últimos años, ha sido objeto de una importante película y de un musical en Broadway, mientras que la relación de la pareja fue tratada en la exitosa serie de Netflix "The Crown".

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletters