Massa anunció que se levantarán todas las restricciones para las importaciones de las pymes industriales

Daniel Funes de Rioja y el Ministro de Economía se cruzaron durante la celebración del Día de la Industria Paraná, Entre Ríos. El funcionario y candidato presidencial responsabilizó a la sequía y al FMI: “Nos toca a veces administrar tensiones”.

ACTUALIDAD 01/09/2023
Massa UIA

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, y el ministro de Economía y candidato a presidente por el oficialismo Sergio Massa tuvieron un cruce durante la celebración del Día de la Industria en Paraná, Entre Ríos.

En medio de la tensión por el bono, Massa se reúne con empresarios y participará de un evento de industriales
Los dos participaron de la apertura de la tradicional cita anual y, tras varias discusiones a lo largo del año, el líder industrial no se privó de advertir sobre el problema de las trabas de las importaciones. “No queremos para a la industria”, dijo. A su turno al micrófono, más tarde, el titular de Hacienda dijo que “obviamente a mi tampoco me gustan las SIRAS”, en referencia a las autorizaciones para importar, pero pero atribuyó la situación a la menor disponibilidad de divisas por la sequía y a las limitaciones que impone el programa del FMI.

Además, Massa anunció que liberará para todas las PyMEs industriales de la Argentina, todas las SIRAs que estaban pendientes para garantizar los empleos.

“Navegamos un año muy complejo, con tensión porque el principal acreedor de Argentina pedía medidas que sacaban de la cancha a nuestra industria, pero, además, condenaban a la pobreza a nuestros trabajadores. Tuvimos que ir a buscar un modelo que terminara con el Fondo como prestamista de última instancia: China, Qatar, Banco de Desarrollo Latinoamericano. Esa etapa terminó porque Argentina recupera en el 2024 su libertad desde el punto de vista de la cuenta comercial”, destacó el ministro candidato

Cruces

Funes y Massa participaron de la apertura de la tradicional cita anual y, tras varias discusiones a lo largo del año, el líder industrial no se privó de advertir sobre el problema de las trabas de las importaciones. “No queremos para a la industria”, dijo el dirigente empresarial. A su turno al micrófono, más tarde, el titular de Hacienda dijo que “obviamente a mi tampoco me gustan las SIRAS”, en referencia a las autorizaciones para importar, pero pero atribuyó la situación a la menor disponibilidad de divisas por la sequía y a las limitaciones que impone el programa del FMI.

El titular de la UIA sobre los desacuerdos con el Gobierno

La UIA conmemoró hoy el Día de la Industria en la capital entrerriana. El evento contó con la presencia de Massa, el gobernador Gustavo Bordet, referentes económicos de los principales espacios políticos y candidatos a la gobernación de la provincia. Y, desde antes, se preveía que la ocasión se prestaría para el debate dada la incomodidad de los industriales con la administración del comercio exterior, el otorgamiento de una suma fija obligatoria de $60.000 decidida por el Gobierno, la presión impositiva y la situación macroeconómica en general.

Por esto, Funes de Rioja lo recibió con amabilidad pero allanando el terreno para hacer llegar sus reclamos. “Quiero agradecer la presencia del ministro Massa por una sencilla razón porque últimamente los que ven Titanes en el Ring pueden pensar que lo nuestro es el enfrentamiento, pero ese no es nuestro camino. Por eso valoramos mucho que nos esté acompañando el día de hoy”, dijo.

“Es evidente que estamos nerviosos, la situación es compleja. ¿Tenemos desencuentros con el Gobierno? Si, tenemos”, dijo el dirigente industrial.

Sergio Massa en el Día de la Industria

“Obviamente el primer desencuentro que tenemos son las SIRAS (N. de la R.: el mecanismo burocrático que traba las importaciones), pero entendemos las razones. El problema es que tenemos necesidades y no queremos parar la industria. Y también sabemos que se han tomado determinadas medidas que nos han ayudado, pero que tenemos angustias. Lo que queremos que entiendan es que esas angustias no son por no producir. Son por producir. No son por suspender al personal o echarlo. Son por mantenerlo”, se quejó Funes de Rioja.

La Argentina también pagó con yuanes USD 900 millones a los bonistas privados, según reveló el FMI
También se refirió a la criticada suma fija. “Quiero aludir al tema de las asignaciones no remunerativas, y el ministro lo sabe porque cuando tuvo la gentileza de invitarme al CCK para presentar Precios Justos yo le dije pero con paritarias, tengamos claras las reglas del juego. La excepcionalidad de la situación llevó a una decisión que no compartimos. Pero cuidado, una cosa es no compartir y otras es no respetar”, dijo.

“Tenemos que ir buscando políticas de estado. Política fiscal, tenemos una presión fiscal sobre el sector formal de la economía. Tenemos la decorosa de liderar el pago de 6 de 7 impuestos. Esto genera una fuga hacia la economía informal”, agregó el industrial.

“Creemos que cualquier partido político que Gobierne debe reconocer el rol de la industria. Hay muchos que no lo reconocen y no lo conocen. También queremos Impulsar una economía que se integre al mundo pero corrigiendo asimetrías. No nos entreguen de manos atadas porque así tampoco vamos a sobrevivir. No le tenemos miedo al mundo, miren todas las importaciones que hacemos, el ministro me recriminaba que subían 20% las importaciones de insumos. Yo me alegro, esto no es aversión. Que nos integramos, pero si nos integramos de cualquier manera ya sabemos lo que nos pasa”, agregó.

Cuando llegó su turno de subirse al estrado, Massa recogió el guante de las quejas empresariales. Así como también retomó palabras del Bordet, que le había pedido en su discurso que aclare a la ciudadanía qué implica dolarizar y que implica cerrar el Banco Central, en referencia a dichos públicos de Javier Milei, el favorito para las elecciones de octubre.

“Transitamos una crisis tiene su origen en un cepo espantoso que tiene la Argentina y que siempre que participó de un evento industrial hago la misma pregunta y, cuando la hago, esconden la mano. Les preguntaría que levante la mano quién de acá alguna vez se convocó, tuvo una convocatoria”, desafió y obtuvo pocas manos arriba, apenas la de representantes de Georgalos que supo entrar en problemas a fines del siglo pasado.

Y aseguró el FMI le exigía a la Argentina frenar importaciones y devaluar un 100 por ciento. “Por eso duró 4 meses la negociación”, dijo.

También se refirió a las SIRAS. “Lo primero que les quiero decir es que los que creen que en la Argentina tiene que haber un proyecto industrial, lo que tienen que hacer es apostar a recuperar el valor de la moneda. ¿Cómo? Vendiendo más de lo que compramos. Daniel (Funes de Rioja) me hablaba de las SIRAS. A mi la verdad es que tampoco me gustan. A mi me gustarÍa que cada uno de los que toman la decisión de invertir, de crecer, de generar valor, tengan mayor facilidad. Pero me gustaría no tener la convivencia con el síndico que nos dice ‘ustedes no pueden importar más de tanto’, porque eso es lo que pedía el FMI: 100% de devaluación y congelamiento de las importaciones”, respondió.

“Obviamente que no me gustan estos regímenes que a veces son injustos, porque por ejemplo el sector automotriz como tiene un modelo de integración con Brasil tiene determinados vehículos financieros que el resto de los empresarios no los tienen. No me gustan las SIRAS, pero Argentina arrancó el año pensando que iba a comprar por USd 100.000 millones y que iba a vender por 110.000 millones. Esa era la planificación de cualquier economista el año pasado”, agregó Massa.

“Se protesta, pero se paga”, dijo el ministro repitiendo una frase que Funes le dijo en privado, en referencia al bono que anunció el fin de semana pasado.

Dolarización

En respuesta a Bordet, que le había dado pie para discutir las propuestas de Milei, Massa también recogió el guante.

“Los que creemos en una industria argentina fuerte tenemos que saber que entregar nuestra moneda no solamente es energía en dólares, no solamente es tasa impositiva en dólares, no solamente es tasa de interés positiva hoy en la Argentina tenemos dos billones disponibles en crédito a tasa de interés negativa para el sector industrial”, dijo.

“Cuando hablamos de competitividad de nuestra industria tenemos que saber que cuando se habla de dolarización o cuando se habla de dolarización cobarde, que es hacer circular las dos monedas –todos sabemos que la más fuerte se come a la más débil–, lo que termina pasando es que los costos, los salarios, los impuestos y las tasas destruyen los procesos industriales. Porque como vos no sos emisor de tu moneda no sos el que define la tasa de interés. Pero además como tenés que pedir prestada esa moneda siempre estás por encima de la tasa promedio internacional”, aseguró.

“Los que plantean el abandono de nuestra moneda plantean poner la bandera de otro país en la puerta del Banco Central y del Congreso argentinos”, concluyó.

Mirá también
Lo + visto