Implementarán el Programa Cuidadores Domiciliarios en Fray Mamerto Esquiú

ACTUALIDAD 08 de abril de 2016
La iniciativa apunta a mejorar la calidad de vida de los adultos mayores, de las personas con discapacidad y de aquellas que presentan enfermedades crónicas o terminales, a través de la capacitación de miembros de la comunidad sin empleo para que puedan atenderlos y cuidarlos.
cuidadores

En el marco de las políticas de promoción y trabajo en territorio, el Ministerio de Desarrollo Social inició acciones junto a la Municipalidad de Fray Mamerto Esquiú a fin de implementar en el ámbito de esa comuna el programa nacional de Cuidadores Domiciliarios.

Por este motivo, este jueves, la directora de Adultos Mayores, Betina Pandolfi, junto a su equipo de trabajo visitó el municipio para mantener un primer encuentro de trabajo con los referentes de la secretaría de Acción Social de FME.

"Hicimos un acercamiento para coordinar la bajada del programa de Cuidadores Domiciliarios y habilitar una capitación para unas cuarenta personas en Fray Mamerto Esquiú”, detalló la directora de Adultos Mayores.

Pandolfi comentó que también se prevé un ciclo de formación especializado en la atención de adultos mayores con la enfermedad de alzheimer en la ciudad de Tinogasta y resaltó la importancia de la cooperación de la Provincia y los municipios para implementar estas iniciativas.

La propuesta

El programa de Cuidadores Domiciliarios apunta a mejorar la calidad de vida de los adultos mayores, de las personas con discapacidad y de aquellas que presentan enfermedades crónicas o terminales, a través de la capacitación de miembros de la comunidad sin empleo para que puedan atenderlos y cuidarlos.

El objetivo es formar a personas de entre 25 y 50 años, interesadas en brindar atención primaria a quienes no cuentan con familiares o allegados y que necesitan ayuda en todas las actividades de la vida diaria.

Los Cuidadores Domiciliarios se encargan de diferentes tareas, como la administración de medicamentos por vía oral, preparación de alimentos y ayuda en la ingesta asistida, colaboración en la higiene y arreglo personal, y acompañamiento en actividades recreativas y ocupacionales.

La propuesta tiene un doble impacto positivo: por un lado, quienes estaban sin empleo acceden a un trabajo digno y; por el otro, personas en máxima situación de vulnerabilidad acceden al derecho a vivir bien.

Te puede interesar