El Gobierno citó a la CGT para intentar frenar la convocatoria al paro general

PAÍS 06 de junio de 2018
La intención del Ministerio de Trabajo es analizar alternativas tendientes a levantar la convocatoria al paro general que la central obrera tiene previsto anunciar este jueves.
Rodolfo Daher y Oscar Smith CGT
Rodolfo Daher y Oscar Smith de la CGT. Foto: NA.

A contrarreloj, el Ministerio de Trabajo convocó para mañana a las autoridades de la CGT, con la intención de analizar alternativas tendientes a levantar la convocatoria al paro general que la central obrera tiene previsto anunciar durante la misma jornada.

La citación fue confirmada a NA por voceros de la cartera laboral y por el miembro del triunvirato de la CGT, Juan Carlos Schmid, los que precisaron que la audiencia se desarrollará desde las 11:00 en la Casa Rosada, mientras que desde las 14:00 en la sede de la calle Azopardo se realizará la reunión del Consejo Directivo de las central obrera, en la que se fijaría la fecha de la huelga.

El encuentro entre el Gobierno y la CGT se conoció a última hora de la tarde, en momentos en que la "mesa chica" de la central estaba reunida en la sede de UPCN para tratar de comenzar a acordar la fecha del paro, para la que suenan con más fuerza el próximo jueves 14 (día en el que arrancará el Mundial de Fútbol de Rusia) o el jueves 28.

De la audiencia en la Rosada participarán en representación del Ejecutivo el jefe de gabinete del Ministerio, Ernesto Leguizamón, (Jorge Triaca se encuentra en Suiza participando de la Conferencia de la OIT) y se sumarían los vicejefes de Gabinete, Mario Quintana, y Gustavo Lopetegui, además del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Por parte de la CGT asistirán los miembros del triunvirato, Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña, y otros integrantes de la "mesa chica" de la central.

Trascendió que los sindicalistas pedirán al Gobierno que disponga la inmediata reapertura de paritarias, ya que varios gremios firmaron aumentos del 15 por ciento antes de que la corrida cambiaria y la posterior devaluación modificaran la pauta de inflación prevista para este año.

No obstante, se desconoce si el Ejecutivo accederá a ese pedido con tal de que se suspenda lo que sería el tercer paro general de la CGT durante la gestión de Mauricio Macri.

"Si ellos (por el Gobierno) quieren señalar un sendero hacia un acuerdo tienen que manifestar públicamente que va a haber una reapertura de paritarias para compensar la perdida de poder adquisitivo de los últimos tiempos", adelantó Schmid en declaraciones a la prensa tras retirarse de la reunión en UPCN.

Al ser consultado sobre si el Ejecutivo tiene margen para hacer un ofrecimiento que derive en un levantamiento del paro a tan pocas horas de que la CGT lo anuncie oficialmente, el sindicalista señaló: "Depende de lo que diga el Gobierno, la pelota está en manos de ellos, que se han metido en un laberinto porque no ha habido conflicto ni presiones del lado sindical. Esta corrida (cambiaria) la generó el mal manejo de la situación económica".

"Vamos a plantear las necesidades que tenemos. Tienen que corregir aspectos del plano económico, lo cual es complejo. Y el Gobierno debe generar un hecho de confianza porque hasta ahora cada vez que nos reunimos el resultado ha sido demasiado pobre", agregó Schmid.

Por otra parte, en caso de que fracasen las negociaciones de urgencia que activó la Rosada, las posibles fechas del paro son los jueves 14 o 28: detrás de esas alternativas se visualiza la interna que atraviesa a la central obrera entre los más "duros" y los más "dialoguistas", quienes además miden fuerzas de cara a las elecciones del 22 de agosto.

Los primeros, representados por Hugo y Pablo Moyano y aliados, buscan que la huelga sea el 14, es decir lo más pronto posible ya que desde hace tiempo viene reclamando un endurecimiento en la postura frente al Gobierno.

En cambio, los segundos, encarnados por los "gordos" y los "independientes" que manejan los grandes gremios, no estaban del todo convencidos de ir al paro, por lo cual al menos buscan ser quienes tengan la última palabra a la hora de poner la fecha, para lo cual pretenden dilatarla hasta el 28.

"El paro general será la próxima semana", salió este miércoles a presionar el moyanista y secretario general de Canillitas, Omar Plaini, en línea con lo que también reclaman, por fuera de la conducción de la CGT, la Corriente Federal del bancario Sergio Palazzo y las dos CTA.

No obstante, los más moderados buscarán llevar hacia el 28 de este mes a la medida de fuerza, a fin de marcar presencia frente a los sectores más intransigentes de la central, especialmente con la mira puesta en las elecciones de autoridades de la CGT del 22 de agosto, en las que podrían competir una lista de cada grupo.

Sucede que los "gordos" e "independientes", con el apoyo de los gremios del MASA y de las 62 Organizaciones Peronistas, tenían todo cerrado para encumbrar a Héctor Daer como secretario general en soledad de la próxima CGT, pero en las últimas semanas Pablo Moyano anunció que presentaría una lista en las lecciones, secundado por Palazzo.

Te puede interesar