Ronaldo hizo callar a un grupo de chicos que lo alentaba y después les tiró un pelotazo

DEPORTES 10 de junio de 2018
Fastidioso y enojado, el portugués tuvo una actitud insólita ante un grupo de 200 alumnos rusos que habían ido a verlo.
Cristiano Ronaldo enojado entrenamiento
Cristiano Ronaldo.

Cristiano Ronaldo no tiene la presión que hoy puede sentir Lionel Messi o Neymar. Por más pergaminos que tenga, sabe que Portugal no es candidato a ganar el Mundial. Sin embargo, perfeccionista y competitivo al extremo, el luso se toma la Copa del Mundo muy en serio. Tanto que este domingo, en el primer entrenamiento en Rusia que realizó su selección, CR7 se mostró fastidioso y molesto con un grupo de nenes que coreaban... ¡su nombre!

En Kratovo, a 50 kilómetro de Moscú, donde Portugal tiene su búnker, el cuerpo técnico vio con buenos ojos abrir las puertas de su primer entrenamiento. Y la gente no falló. Hombres y mujeres colmaron las tribunas que rodeaban el campo de juego. Y lo mismo hicieron unos 200 chicos de escuelas de la zona, invitados especialmente para ver en movimiento a los futbolistas, en general, y a Cristiano Ronaldo, en particular.

Todo era un sueño para el grupo de purretes. Incluso, antes de que comenzara la práctica, el propio Cristiano se acercó a saludarlos. Pero todo cambió cuando Fernando Santos, el técnico de Portugal, indicó el comienzo del trabajo.

A partir de ahí, a Cristiano le cambió la cara. Serio e incómodo, su sonrisa desapareció. Y ni hablar cuando empezó a escuchar el grito de los chicos que, casi como un coro, gritaban: "Ronaldooo, Ronaldooo". Una, dos, tres veces fueron suficientes para que el mismo Ronaldo los mirara y les hiciera señas para que se callaran. O, al menos, bajaran el volumen de sus gritos.

Pero faltaba más. Es que no conforme con "silenciar" al grupo de admiradores, un rato después CR7 terminó de explotar. Fue en medio de unos ejercicios con pelota, cuando una se le fue larga y, en lugar de volver a su posición para intentarlo de nuevo, el luso la agarró y con un fuerte derechazo la sacó de la cancha.

¿A quiénes les apuntó? No quedó claro. Pero la pelota fue para el mismo sector en donde estaban los chicos que gritaban por él. Habrá que ver qué pasa el viernes próximo, cuando Portugal debute en la Copa del Mundo frente a España, en el plato fuerte del Grupo B, si a alguien se le ocurre decirle algo.

Te puede interesar