Mendoza aprobó el uso de Uber y se convierte en la primera provincia en regular el servicio

PAÍS 31 de julio de 2018
Se aprobó en medio de las protestas y presiones de taxistas. Las compañías podrán funcionar bajo la modalidad de "Servicio de transporte privado a través de plataformas electrónicas" de interés público.
Uber Mendoza

En medio de protestas y presiones de taxistas, la plataforma electrónica Uber ya es legal en Mendoza, que se convierte en la primera provincia del país en regular el sistema virtual y además en la primera ciudad del mundo en habilitar el uso antes de que desembarque el servicio.

La decisión oficial ya estaba tomada y, a pesar del rechazo a último momento del Partido Justicialista y parte del Intransigente, que reclamaban modificaciones y más tiempo para estudiar el proyecto, la norma fue sancionada por 24 votos positivos contra 14 negativos.

De igual forma, el malestar de los conductores y dueños de taxis no se detiene. De hecho decidieron levantarse temprano y manifestarse por las diversas calles del microcentro capitalino antes del tratamiento y de la aprobación de la ley.

Cientos de vehículos se concentraron en puntos estratégicos de la Ciudad, sobre todo en dos sitios claves: el Parque General San Martín y calle Mitre y Godoy Cruz, de Ciudad. Una vez reunidos en masa, marcharon hacia la Legislatura provincial para meter más presión a los legisladores, a tono con lo realizado en los últimos días por sus colegas de Buenos Aires y en diversas ciudades del mundo, cómo Santiago de Chile y Barcelona, en España.

Sin embargo, la iniciativa obtuvo el visto bueno de más de la mitad de la totalidad de los miembros del Senado, tal como ocurrió antes del receso invernal en la Cámara de Diputados, aunque en esa instancia el PJ avaló el proyecto. Será ahora el Gobierno el encargado de reglamentar la ley en los próximos días, por lo que se espera que en septiembre las compañías ya puedan empezar a operar.

"Es una empresa que no aporta nada, no tendrá que lidiar en cuestiones laborales. Se lleva toda la plata afuera", se quejó Diego Vázquez, uno de los referentes de la Asociación de Propietarios de Taxis de Mendoza (Aprotam). "En Mendoza no hay monopolio en los taxis. Es el lugar donde más distribuido está", agregó el presidente de la entidad, Fernando Sáenz.

Ahora en tierra cuyana, a diferencia de lo que sucede en otras jurisdicciones como Buenos Aires , las plataformas digitales ya pueden desarrollarse, a tono con lo que ocurre en las más de 600 ciudades donde opera la compañía estadounidense o su competidora Cabify.

Los detalles de la ley

Con la modificación de la norma de tránsito 6.082, las compañías podrán funcionar bajo la modalidad de "Servicio de transporte privado a través de plataformas electrónicas" de interés público. En tanto, los taxis y remises quedarán englobados como "servicios de interés general y servicios habilitados". De todas maneras, los propietarios de los vehículos deberán registrar las unidades y abonar un monto por la habilitación.

Entre las exigencias, acordadas en las modificaciones a la norma, se encuentran además que las firmas deberán abonar un impuesto que se destinará a un fondo para el financiamiento en la adquisición de nuevas unidades de transportes y que los choferes de taxis también puedan ser parte de la compañía, esto es, ofrecer ambos servicios. Se trata de una "sobrealícuota del 1% sobre el total del viaje en el impuesto sobre los ingresos brutos que corresponda a la actividad".

Por su parte, quedaron de manifiesto las diferencias entre Uber o Cabify y las empresas de taxis y remises, que radican principalmente en cuatro puntos: la inscripción de una autorización, provisoria y precaria; la prohibición de hacer oferta pública; tampoco se les garantiza una rentabilidad razonable bajo un régimen tarifario, ya que no prestan un servicio de interés general, sino privado y no cumplen un servicio continuo, sino ajustado a la demanda y las solicitudes precursadas por el sistema.

Te puede interesar