Pinedo: "Hay kirchneristas golpistas y macristas descalificadores"

País 15/09/2018
En una entrevista con NA el senador habló además de la gestión de Cambiemos y del balance económico, entre otros temas.
Federico Pinedo prensa
Federico Pinedo. Foto: NA.

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, realizó un análisis de la coyuntura política y económica con críticas tanto para un sector del kirchnerismo y como del oficialismo, mientras que aseguró que Cambiemos es "un partido de poder" que piensa en su continuidad aunque "en este momento privilegia la transformación del país más que su conveniencia electoral".

Durante una entrevista con NA, Pinedo opinó que "no todo el kirchnerismo es igual" pero sí "hay kirchneristas golpistas" y reconoció que también existen "macristas descalificadores" y "extremistas", aunque "la actitud de la conducción del partido es ser extremistas de centro".

A continuación, los puntos principales de la entrevista de Federico Pinedo con NA:

- NA: ¿Cuál es su balance de la gestión de Cambiemos?
- FP: De 2015 para acá fue una experiencia muy rica de identificar problemas estructurales de la Argentina y buscarles salidas con buena fe de las dos partes, oficialismo y oposición. Por el lado del Poder Ejecutivo, aceptando miradas de la oposición y por el lado de una parte importante de la oposición votando proyectos que han sido transformadores.

- ¿Y el balance económico?
- Argentina se encaminaba a una de sus crisis recurrentes con hiperinflaciones y explosiones de deuda y no sucedió porque el presidente Macri generó una enorme confianza institucional durante los años 16 y 17. Después se buscó un camino de gradualismo y lamentablemente antes de llegar del otro lado del río nos chocó un tren de frente y después otros trenes más. El primero fue la sequía, el segundo la suba de tasa de EEUU, la crisis de Brasil, la de Turquía, la suba del petróleo, la baja de la soja. Pero estamos logrando estabilizar la economía.

- ¿Todo está vinculado a lo externo? ¿No hubo errores propios?
- Por supuesto que sí. Este año todos estos trenes fueron externos, pero me parece que la agarraron a la Argentina mal pisada y eso fue seguramente, en parte, por su pasado, porque si fuéramos Suiza nadie hubiera hecho una corrida contra el peso, y en parte por nuestro propio exceso de optimismo. Nuestro Gobierno para generar confianza acentuó el optimismo como si las cosas se fueran a dar necesariamente de la mejor manera posible y quedamos sobre expuestos, especialmente en materia monetaria.

- Si generaron confianza, ¿por qué hubo una corrida contra el peso?
- Porque los factores externos llevaron a que hubiera operadores financieros, yo converso con ellos, que pensaron que la Argentina podría no cumplir con sus obligaciones. A mí me parecía ridículo oír eso, pero era lo que pensaban.
Pensaron que la Argentina no iba a tener crédito y que en consecuencia no iba a poder pagar sus deudas.

- ¿Haber recurrido al FMI ayudó a que pensaran eso?
- Hay dos lecturas. El Gobierno pensaba que con el apoyo del FMI iba a disipar esas dudas y algunos dijeron "van al Fondo porque tienen problemas muy serios, entonces sigamos apostando en contra".
Me parece que las gestiones en Estados Unidos van a dejarle claro a todo el mundo que la Argentina paga sus deudas y una vez que quede claro, quienes se escapan de la Argentina van a querer volver.

- ¿Coincide con Elisa Carrió en que en medio de esa situación hubo una actitud "golpista" del kirchnerismo?
- Yo diría que no todo el kichnerismo es igual. Hay sectores kirchneristas apocalípticos que creen que el fin del mundo está a la vuelta de la esquina o que cuando no gobiernan ellos es el fin del mundo; existen los kirchneristas asustados que no quieren ser citados por la Justicia y existen los kirchneristas de buena fe, que creen en algunas banderas de la década pasada. Diría que los golpistas han sido fundamentalmente los apocalípticos.

- Entonces coincide en que hay golpistas en el kirchnerismo.
- Sí, definitivamente. Los apocalípticos además no son democráticos, creen que si no gobiernan ellos hay que destruir al otro. El populismo se basa un poco en esa idea, dividir a la sociedad entre los buenos y los malos, los buenos son ellos y los malos son todos los demás que no piensan como ellos o no trabajan para ellos.

- Entre esos "tres kirchnerismos" que mencionó, ¿dónde ubica a Cristina Kirchner?
- Cristina es la jefa de los tres. Y no soy psicólogo así que no sé qué parte de su cerebro está con cada uno.
Los jefes representan a todos sus comandados, a lo mejor tiene un poco de cada uno.

Te puede interesar