VIDEO | José Bianco quedó en medio de la tormenta y un camarógrafo terminó herido

PAÍS 09 de octubre de 2018
El meteorólogo junto a un equipo de trabajo acudieron a las rutas bonaerenses para cubrir una tormenta, cuando una ráfaga de granizo los sorprendió y el camarógrafo resultó herido en la cabeza. ¡Mirá!
Jose Bianco tormenta Roque Perez
Imagen TV.

José Bianco, meteorólogo de TN, vivió un tenso momento cuando transmitía en vivo desde la localidad bonaerense de Roque Pérez. En ese momento, bajó del vehículo para mostrar la tormenta que se avecinaba.

“Estamos en el corazón mismo de la tormenta. De un lado el cielo despejado. Del otro lado la tormenta. Van a ver cómo de golpe nos metemos en la parte de la precipitación. Miren cómo se va poniendo el cielo y el horizonte va desmejorando. Voy a intentar frenar para mostrarles”, comenzó Bianco.

Tras bajar del vehículo en plena ruta de la localidad bonaerense, el meteorólogo expresó y advirtió: “Uy, atentos, no saben la velocidad conque se mueven las nubes ahora. Ya se está viniendo el agua. El viento empezó a soplar de golpe. Llega la cortina de lluvia. Fijate la velocidad de las nubes. Esto es el frente de ráfagas, que hizo bajar la temperatura casi 10 grados en dos minutos”.

Segundos después, su ropa comenzó a mojarse y se escuchó cómo comenzaban a caer piedras sobre el asfalto y rebotaban en el vehículo en que iban: “Esto duele, son pocas las piedras, pero miren cómo rebota. Vamos adentro, dale, dale, antes que te pegue alguna”, expresó José Bianco y se dirigió directamente hacia su camarógrafo, Matías Rebella: “¡Matías, haceme caso, es peligroso, es peligroso, Matías por favor son piedras de cinco centímetros!”.

Inmediatamente, la transmisión en vivo se cortó y mantuvieron contacto telefónico: “Pasó lo que pasa cuando uno está al aire libre y hay granizo. Sabemos el carácter de él de no achicarse (por el camarógrafo). Le pegó una piedra en la cabeza y estamos yendo al hospital de Lobos. Está bien, 10 puntos, pero le sangró bastante“.

En ese sentido, Matías Rebella agregó: “Ahora estoy un poco mejor, dolía bastante, al principio sentí el golpe, pero nunca pensé que estaba sangrando, recién cuando me enfrié empezó a dolerme. Llené toda la camioneta de sangre”.

Te puede interesar