Dormir desnuda adelgaza y mejora el sexo

MUJER 13 de octubre de 2018
Cuando duermes sin ropa interior y sin pijama consigues la temperatura corporal ideal, y eso se traduce en todo beneficios. ¿Cuáles son las ventajas?
mujer-sin-ropa

¿Duermes desnuda, con camisón, con pijama, con lencería bonita, con una simple camiseta y braguitas o unas gotitas de Chanel número 5? Si haces esta pregunta en tu trabajo o con tus amigas, abrirás un curioso debate y las respuestas te resultarán de lo más divertidas y... reveladoras. Es algo íntimo y aunque es cierto que no parece haber una "mejor fórmula" para "vestirse" a la hora de ir a la cama pues es algo que tiene que ver con los gustos y también con las costumbres, pero lo cierto es que en este asunto la ciencia ha hablado.

Lo mejor para el cuerpo es dormir desnuda, ya que según un estudio publicado en la revista Diabetes, esa práctica adelgaza, mejora el sexo, ayuda a descansar mejor y reduce el riesgo de diabetes, según las conclusiones que se desprenden de un compendio de artículos publicados en 'The Journal of Clinical Investigation'.

Dormir desnuda adelgaza
Según los artículos citados, dormir desnudo en una habitación fresca permite activar la llamada 'grasa parda o marrón', lo que contribuye a que pierdas peso con más facilidad que si duermes demasiado abrigada o en una habitación donde hace calor.

Dormir desnuda ayuda a conciliar el sueño
Algunos tipos de insomnio están relacionados con la dificultad para regular correctamente la temperatura corporal, según revela el Instituto de Estudios del Sueño de Los Ángeles, en Estados Unidos. Esto significa que si duermes con pijama o demasiado abrigada es posible que pueda afectar a tu ciclo del sueño e incluso influir en el momento de entrar en la fase de sueño profundo.

Dormir desnuda mejora el sexo
El llamado efecto 'piel con piel' así como las sensaciones que despierta es tan beneficioso en tanto en la relación madre-bebé como en la relación de pareja. Esta forma de relacionarnos ayuda a liberar oxitocina, según un estudio de la naturópata estadounidense Natasha Turner, quien revela que este efecto hace que nos levantemos con más ganas de sexo. Además, la liberación de oxitocina reduce la presión arterial y mejora el estreñimiento.

Dormir desnuda reduce el estrés
Los niveles de cortisol están más controlados cuando se duerme desnudo, según un estudio de la National Sleep Foundation. Esto previene también interrupciones de sueño, aumento de presión arterial, colesterol y estrés.

Dormir desnudo cuida la salud vaginal
Eliminar la ropa interior contribuye a reducir el riesgo de hongos vaginales, que proliferan si se crean condiciones cálidas y cerradas y, en el caso de los hombres, mejora la fertilidad, pues permite que los testículos mantengan la temperatura adecuada.

Dormir desnudo embellece
Si se mantiene una correcta temperatura corporal generamos otra sustancia que es la melatonina, una hormona que contribuye a desacelerar la oxidación de la piel.

Dormir desnudo mejora la autoestima
El hecho de vernos desnudos cada noche y dejar que nuestra pareja también nos vea ayuda a aceptar nuestro cuerpo, y por ende a nosotros mismos, tal como somos.

Te puede interesar