Según Unicef, casi la mitad de los niños y adolescentes argentinos son pobres

ACTUALIDAD 04 de diciembre de 2018
El estudio además indica que la pobreza aparece mucho más en hogares monoparentales.
niños pobres argentina

Las cifras son alarmantes y duelen mucho. No sólo por lo que representan a nivel social, sino por lo que significan también en el ámbito de la política, donde muchas veces se dejan de lado estos temas que, en realidad, deberían ser los que más preocupan.

Según un estudio de Unicef, hoy en día en la Argentina casi la mitad de los niños y los adolescentes son pobres, debido a que al menos tienen un derecho básico insatisfecho.

El análisis de la organización midió la pobreza de manera multidimensional, y para conseguir buenos resultados, se trabajó junto a investigadores del Instituto de Estudios Laborales y de Desarrollo Económico de la Universidad de Salta, la Universidad Nacional General Sarmiento y la organización Equidad para la Infancia.

De este modo, los especialistas midieron la pobreza a través de los ingresos, pero también lo hicieron en base a las "privaciones no monetarias" de los implicados. Además, se utilizó un método integrado que tiene en cuenta a aquellos niños que carecen de uno o más derechos básicos y que a su vez viven en hogares con ingresos insatisfechos.

Con estas premisas, el estudio determinó, lamentablemente, que el 48% de los chicos argentinos son pobres, es decir, "unos 6,3 millones carecen de uno o más de los derechos básicos, como educación, protección social, vivienda adecuada, saneamiento básico, acceso a agua potable y un hábitat seguro".

En relación a esto, el análisis que se hizo en base a datos recabados durante el primer semestre de 2018 por la Encuesta Permanente de Hogares del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), indicó que la pobreza infantil es "mucho más elevada" en los hogares monoparentales, donde la persona encargada del cuidado de los chicos debe ser también quien provee los ingresos.

Por otro lado, se mostró que un 42% (unos 5,5 millones) de niños y adolescentes viven en hogares con ingresos insuficientes, por lo que destacan en el estudio que resulta de mucha importancia la ayuda que reciben las familias al acceder por ejemplo, a la Asignación Universal por Hijo (AUH).

Como parte de la medición, el organismo agregó un indice denominado Método Integrado de Medición de Pobreza (MIP), el cual contempló los índices anteriormente revelados, lo que arrojó que casi el 27% de los niños y adolescentes en la Argentina sufren ambas pobrezas (monetaria y no monetaria).

Te puede interesar