Corpacci inauguró la remodelación de la iglesia de Andalgalá

ACTUALIDAD 08 de diciembre de 2018
Los trabajos para volver a darle vida a este emblemático edificio de la comunidad andalgalense se afrontaron en su totalidad con fondos provinciales.
inauguracion refacciones iglesia Andalgala

La gobernadora Lucia Corpacci inauguró la obra de refacción y puesta en valor de la Iglesia San Francisco de Asís de la ciudad de Andalgalá. Los trabajos para volver a darle vida a este emblemático edificio de la comunidad andalgalense se afrontaron en su totalidad con fondos provinciales.

El acto contó con la presencia del ministro de Obras Públicas, Rubén Dusso, el vicegobernador Sola Jais,  el Obispo Luis Urbanc, el presidente de la Cámara de Diputados, Fernando Jalil, el secretario de Gabinete, Francisco Mercado, el ministro de Producción Daniel Zelarayan, el ministro de Educación Daniel Gutierrez, el ministro de Servicios Publicos Guillermo Dalla Lasta, concejales y autoridades del poder ejecutivo.

En el acto el Intendente Alejandro Páez le entregó el decreto de huésped de honor a Corpacci, y se vivió una gran muestra de fe por parte del pueblo andalgalense, que colmó la plaza 25 de Mayo para participar de la inauguración de tan anhelada obra.

Cabe destacar que la Tv Pública “Catamarca Radio y Televisión” transmitió en vivo todo el acontecimiento. Es la primera vez que se realiza este tipo de transmisión desde el interior de la provincia

Previo a la intervención del Ministerio de Obras Públicas de la Provincia, el edificio presentaba un gran deterioro. En este sentido, el templo tenía un asentamiento diferencial en el terreno debido a una pérdida de oculta de agua que produjo debilitamiento del suelo y posterior quiebre en los cimientos.

Esto, a su vez, tuvo como consecuencia un estado de agrietamiento y fisuración generalizado del edificio con desprendimientos de mampostería, revoques y otros daños como el hundimiento de pisos interiores y exteriores del templo.

Entre los trabajos realizados se destaca el refuerzo de los muros portantes del templo, con recimentación de los mismos, en una tarea de características artesanales y que permitió la recuperación del sistema estructural de la iglesia. A esto se sumaron obras que incluyeron la reparación de techos y desagües pluviales, colocación de pisos en todo el edificio -conservando los materiales originales- la pintura en el interior y en el exterior y la colocación de un sistema de iluminación nuevo.

Otro de los aspectos más destacados de la obra es la recuperación, restauración y colocación del altar y el retablo original que tenía la iglesia, el cual se encontraba abandonado y dañado. Este punto era un anhelo de la comunidad de Andalgalá, ya que en una reforma que se había realizado en el templo hace más de una década se había quitado este retablo de mármol dejando a la iglesia sin una de sus características más notables.

Por último, también se intervino en el reloj de la iglesia que fue colocado en 1960 y al que se le modificó el antiguo sistema eléctrico de elevación de contrapesos, transformándolo en electrónico. El mecanismo vincula a las campanas originales que datan de 1.848, 1.892 y 1893.

“Para mí es una alegría estar compartiendo con ustedes. Una alegría enorme de poder haber escuchado las palabras de esa señora, una de las tantas que se acercaron un día que vinimos y nos pidieron por la iglesia. Y entramos con el ministro de Obras Públicas a verla como estaba. Como dijo Rubén, todos los días aparecía algo nuevo, y era volver a buscar  de dónde conseguíamos recursos para poder solucionar eso nuevo que aparecía. Esa fue la tarea nuestra de gobierno, pero quiero destacar la tarea de toda la comunidad. Siempre se dice que cada uno aporta lo que puede, pero que siempre vale más el aporte del que menos tiene”, inició la gobernadora.

“Yo quiero reconocer profundamente el trabajo de cada uno de los vecinos, que amando la iglesia, que comprometidos con la iglesia colaboraron con lo que pudieron, los que estuvieron limpiando, tiene muchísimo valor. No les puedo contar con qué orgullo contábamos que esta era una de las pocas Iglesias del país que tenía castillon, y estaba acá. Y que habían podido recuperarlo y que había intervenido gente de Andalgalá. O sea, que no sólo van a tener una iglesia recuperada, con un valor tectónico enorme, sino puesta a disposición de todos los demás. Además, va a estar consagrado. Yo quiero pedirle al obispo al que siempre le pido que le pida a Dios, que nos ayude, para que nos miremos como hermanos. Y porque cuando las cosas están difíciles nos necesitamos más”, concluyó.  

Te puede interesar