La situación de Venezuela dividió aguas en la dirigencia política argentina

ACTUALIDAD 24 de enero de 2019
Por un lado, se ubicaron quienes apoyan a Juan Guaidó, mientras que por otro se encuentran quienes señalaron que se está frente a un "golpe de Estado".
Maduro y Juan Guaidó Venezuela

La crisis política e institucional de Venezuela dividió este miércoles a la dirigencia política argentina entre quienes apoyan a Juan Guaidó, proclamado presidente encargado por la Asamblea Nacional del país caribeño, y quienes señalan un "golpe de Estado" contra el presidente Nicolás Maduro.

El líder del Frente Renovador, Sergio Massa; el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey; la bancada de diputados nacionales del Frente para la Victoria y el jefe del Bloque Justicialista del Senado, Miguel Pichetto, fueron algunos de los actores políticos que se pronunciaron sobre el tema.

"El mundo le da la espalda a la dictadura de Maduro y empiezan a soplar vientos de libertad. Fuerza Venezuela", expresó Massa a través de su cuenta de Twitter, en sintonía con el resto de los dirigentes que comparten el sector del peronismo denominado "Argentina Federal".

Pichetto sostuvo que "los hechos acontecidos recientemente muestran la verdadera cara de la dictadura de Maduro" y consideró que "su proceso es insostenible y merece el repudio de todos los partidos democráticos de la Argentina".

A su turno, Urtubey expresó: "Mi reconocimiento al nuevo Presidente interino de Venezuela, @JGuaido. Celebro la fuerza y la valentía del pueblo venezolano de alzarse en nombre de la libertad contra la dictadura de Maduro".

En cambio, el kirchnerismo cuestionó el reconocimiento internacional a Guaidó por considerarlo una injerencia extranjera en Venezuela y un "golpe de Estado".

La bancada de diputados que preside Agustín Rossi manifestó su "repudio" al "intento de golpe de Estado en Venezuela" y reclamó que "se llegue a una solución basada en el diálogo y la paz, libre de violencia".

"Es un acto de desprecio a la libre determinación de la ciudadanía venezolana que viene decidiendo en el marco de elecciones democráticas y con veedores internacionales, que países de la región -o muy gravitantes en el mundo- por razones ideológicas y desde afuera pretendan ser quienes reconozcan o desconozcan a las autoridades surgidas de elecciones", señaló.

Por su parte, el referente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y aliado de la ex presidenta Cristina Kirchner, Juan Grabois, manifestó: "Sea cual sea tu evaluación de Maduro, lo de Venezuela tiene un solo nombre: golpe de Estado".

En este sentido, afirmó que el presidente Mauricio Macri, así como sus pares de Estados Unidos, Donald Trump, y de Brasil, Jair Bolsonaro, "alientan una guerra civil o una invasión".

El dirigente del Frente de Izquierda, Nicolás del Caño, se expresó en el mismo sentido y afirmó: "Macri, Bolsonaro y Piñera se arrodillan ante Trump que impulsa un gobierno adicto en Venezuela de la mano de Guaidó. Sólo una salida propia de los trabajadores y el pueblo podrá sacar a Venezuela de la miseria a la que la condujo el gobierno de Maduro".

Te puede interesar