10 errores que arruinan el maquillaje

MUJER 09 de mayo de 2016
Pasar un buen rato frente al espejo, abastecerse con los productos más caro o seguir un paso a paso interminable no aseguran un buen resultado. ¿Por qué? Te contamos acá cuáles son los hábitos y costumbres que pueden tirar abajo las horas de producción. ¡Para tener en cuenta!
maquillaje-personalizado

Salís de tu casa sintiéndote una diosa y en el espejo del ascensor te das cuenta de que te equivocaste con la sombra? ¿Fuiste a un casamiento y cuando te viste en la foto notaste que estabas ojerosa? Para evitar estas situaciones tan típicas, te enumeramos los errores más comunes al maquillarte. Un consejo: ¡tomá nota y evitalos!

1. Maquillarse en un lugar sin luz natural.  Es una de las equivocaciones más frecuentes, ya que no se ven los tonos reales de la piel. Este es uno de los motivos principales por los cuales al salir a la luz del día notás que tu base está recargada o exageraste con la cantidad de rubor.

2. No humectar la piel antes de empezar el make up. Esto impide que los productos se adhieran. Por eso, si querés que la base no te abandone, ¡no te olvidés de aplicar tu crema habitual!

3. Elegir bases más claras o más oscuras que la piel. Ambas opciones dan un aspecto demasiado artificial. La opción correcta es escoger un tono similar al de la tez.

4. Estirar el ojo hacia el costado para delinearlo. Cuando te delineas, el ojo debe estar en su posición normal para que quede parejo.

5. Usar rubor marrón. Fueron tendencia en los 80 y dan un look muy anticuado. Solo se deben utilizar para dar contorno al rostro, marcar los pómulos o afinar el cuello y la nariz. Los colores cálidos son más adecuados.

6. No aplicar polvo traslúcido después de la base. Esto hace que el maquillaje no se fije y dure mucho menos tiempo.

7. Aplicar corrector de un color más claro en la zona de las ojeras. El resultado será el llamado “efecto mapache”. Este producto debe ser un tono menor que la base y de una textura liviana para que no quede recargado.

8. Marcar exageradamente el contorno de los labios. Es un recurso que luce antiestético y tiende a verse desprolijo. Además, el delineado debe ser del mismo color del labial que usemos.

9. Pintar las cejas con delineador de ojos. Es preferible utilizar un lápiz que sea especialmente para cejas, ya que tienen un trazo y color más natural que el crayón común.

10. Abusar de la máscara de pestañas. Hace que las pestañas se peguen y formen grumos. Hay que tener en cuenta que el producto no esté seco, porque es probable queden mal pintadas y que sean causantes de alergias.

Te puede interesar