Acuña cruzó a Moyano y la CGT se aleja del paro del 30

ACTUALIDAD 16 de abril de 2019
Uno de los referentes de la CGT, Carlos Acuña -que responde al gastronómico Luis Barrionuevo- salió al cruce de las críticas del líder Camionero y afirmó: "Yo no tengo nada que ver con Moyano ni con la CTA".
Carlos Acuña CGT 1
Carlos Acuña.

Uno de los secretarios generales de la CGT, Carlos Acuña, salió al cruce de las críticas de Hugo Moyano y afirmó que mientras el camionero y sus aliados estuvieron dentro del Consejo Directivo de la central “nunca propusieron ni una medida de acción”.

El integrante del binomio que conduce la CGT, junto al referente de Sanidad, Héctor Daer, se pronunció así en momentos en que la “mesa chica” parece tomar distancia del paro nacional del 30 de este mes que lanzaron los gremios más “combativos” de la central obrera y las tres vertientes de la CTA.

“Cuando estuvieron dentro de la CGT nunca propusieron un paro ni medida de acción. Ahora no integran el consejo directivo”, remarcó Carlos Acuña y así salió a responder las fuertes críticas de Moyano, quien había dicho que si la actual conducción de la central hubiera estado durante la dictadura “todavía estarían los militares”.

Acuña, que responde al gastronómico Luis Barrionuevo, también apeló a un duro tono para cruzar a Moyano: “Lo vi suspender un paro por lluvia. Yo participé de la lucha contra los militares. No me quedé en Mar del Plata sentado tomando mate”, dijo en referencia a los inicios del camionero en la actividad gremial en la ciudad balnearia.

Si bien el titular del gremio de personal de Estaciones de Servicio y Garages reconoció que el Frente Sindical de los Moyano y las centrales de Yasky y Micheli son un “sector importante del movimiento obrero”, remarcó sus diferencias con ese sector y señaló: “Yo no tengo nada que ver con Moyano ni con la CTA”.

“No sé si lo mejor es hacer un paro ahora o seguir trabajando rumbo a las elecciones, sin hacer que la gente pierda días de trabajo. Hacer paros constantemente es complicar el trabajo de la gente”, planteó Acuña en declaraciones radiales.

Daer, su par en la conducción, por ahora se mantuvo en silencio pero en su entorno señalaron que lo más probable es que la “mesa chica” de la CGT no impulse una adhesión al paro del martes 30, el cual fue interpretado como una forma del gremialismo disidente de presionar a los popes de la central.

Los sectores más “dialoguistas” de la CGT (‘gordos” e “independientes’) vienen de realizar una marcha contra el Gobierno a principios de este mes y, tras el reciente aumento del giro de fondos para las obras sociales gremiales, ven con buenos ojos ingresar en un compás de espera antes de motorizar alguna medida de fuerza.

Si bien el paro del 30 contará con la adhesión de algunos sindicatos importantes como Camioneros, Bancarios, Aeronavegantes, SMATA, Docentes y ATE, gremios clave del transporte público, como la UTA, solo pararán ese día si la CGT resuelve sumarse, algo que se percibe improbable.

Los gremios del transporte, en cambio, sí harán un paro al día siguiente, el feriado del miércoles 1º de mayo, por un reclamo propio contra el Impuesto a las Ganancias que castiga al bolsillo de los trabajadores de ese sector.

Te puede interesar