Las claves de las elecciones en España

ACTUALIDAD 28 de abril de 2019
Este domingo España elige la conformación del parlamento que definirá el próximo Gobierno en unas elecciones anticipadas que rompe con una histórica polarización partidaria.
candidatos-españa
Pedro Sánchez; Pablo Casado; Albert Rivera; Pablo Iglesias; Santiago Abascal.

Este domingo 28 de abril, en España, se llevan a cabo las elecciones generales que definirán la conformación del parlamento que elegirá al próximo presidente del gobierno español.

Pedro Sánchez, actual presidente y candidato por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), convocó a estas elecciones anticipadas el último 15 de febrero, tras asumir la presidencia el 2 de junio de 2018 a partir de una moción de censura que obligó a Mariano Rajoy, del Partido Popular (PP), a dejar el cargo.

La convocatoria a elecciones anticipadas del presidente Sánchez se basa en la falta de apoyo que recibió en su intento de aprobar el plan de presupuesto en el parlamento.

Los independentistas de Cataluña, quienes lo apoyaron al momento de ocupar la presidencia, rechazaron el presupuesto general tras no haber aprobado la autodeterminación de la región durante su gestión.

Los españoles tendrán que elegir a los diputados que conformarán el Parlamento. Es necesario un mínimo de 176 diputados de los 350 que componen la legislatura para gobernar. Para eso, deberán crearse pactos y coaliciones entre los distintos partidos ya que no se proyecta una mayoría absoluta de ningún espacio.

Los candidatos de cada partido son:

- Pablo Casado (PP)
- Pedro Sánchez (PSOE)
- Pablo Iglesias (Unidas Podemos)
- Albert Rivera (Ciudadanos)
- Santiago Abascal (VOX)

La llegada de VOX al plano político español revolucionó el panorama. Es un partido formado en 2013 que tuvo representación parlamentaria en 2018, siendo la primera vez en la historia democrática de España que un partido de extrema derecha conseguía una banca legislativa.

Las últimas elecciones generales en España fueron en 2016, después de haber repetido las del 2015 donde no se había conseguido los votos parlamentarios necesarios para la formación de un Gobierno. Este hecho marcó el primer indicio de una fragmentación del arco político, rompiendo con la polarización PP-PSOE, que se reflejarán en las próximas elecciones.


 
 

Te puede interesar