Lopéz Rodríguez se reunió con Domingo Amaya

ACTUALIDAD 21 de marzo de 2016
Los funcionarios catamarqueños valoraron como positivo el encuentro, dado que Amaya se comprometió a saldar las deudas de la Nación, que actualmente mantienen paralizadas 2.000 viviendas que ya cuentan con convenios de construcción aprobados.
Sec. de la Vivienda-Reunión con Amaya

El titular de la Vivienda Provincial, Dante López Rodríguez, junto al director construcciones del organismo, Víctor Hugo Ponce, mantuvieron el jueves pasado un encuentro con el secretario de Vivienda y Hábitat de la Nación, Domingo Amaya, ante quien plantearon las inquietudes en materia habitacional de Catamarca.

Los funcionarios catamarqueños valoraron como positivo el encuentro, dado que Amaya se comprometió a saldar las deudas de la Nación, que actualmente mantienen paralizadas 2.000 viviendas que ya cuentan con convenios de construcción aprobados. “La deuda contraída la van a pagar”, anticipó Ponce, quien detalló que ya se transfirieron fondos para reactivar diversas tareas tanto del IPV como de la Secretaría de la Vivienda.

Ponce expresó que los equipos técnicos de la Secretaría de Vivienda nacional se mostraron preocupados por las obras paralizadas, pero expresaron su compromiso para encarar nuevos proyectos en territorio catamarqueño, para los que están previstas nuevas vías de financiación. En este sentido, consideró muy positiva la intención de la Secretaría nacional de contar con estudios de prefactibilidad para cada nuevo emprendimiento, requisito que el IPV está en condiciones de generar debido al Banco de Tierras que cuenta en varios departamentos del interior provincial y en el sur capitalino, donde  se destaca Valle Chico.

Por su parte López Rodríguez agregó que la principal cuestión a resolver en la actualidad pasa por el valor de las viviendas, que debido a la falta de estadísticas oficiales imposibilita la cotización de cada emprendimiento que la Vivienda busca concretar. Es por esto que en las próximas semanas se buscaría implementar un índice de precios provisorio para motorizar los numerosos proyectos detenidos. “La postura de la Nación es aceptar un claro desfasaje de precios”, detalló, también adelantó que ahora lo que se busca es una rápida redeterminación de esos valores para retomar el ritmo de obras.

Del encuentro con los funcionarios nacionales también surgió la posibilidad, en los próximos meses, de que se reactiven las líneas de crédito del Fondo Nacional de la Vivienda (Fonavi). Lo que pretende la Nación es mejorar el flujo de envíos a través de créditos internacionales, y también que el IPV participe del financiamiento de las viviendas con un porcentaje que rondaría el 30 por ciento del valor de las construcciones.

Te puede interesar