La inflación sigue muy por encima de las estimaciones del Gobierno

ACTUALIDAD 22 de marzo de 2016
Los índices de la Ciudad de Buenos Aires y San Luis todavía superan lo esperado. Un informe de la Universida Di Tella calculó que en 2016 la suba de precios será del 31,4%. Según el Indecom de Miguel Calvete, los precios aumentaron un 38% entre noviembre y febrero.
56f1314d0cc84.jpg?v1

"Si la inflación no baja es culpa mía, no le voy a echar la culpa a otro", afirmó el presidenteMauricio Macri el domingo, en una entrevista con periodistas de diferentes medios, en la que prometió que "va a bajar drásticamente en el segundo semestre”. Sin embargo, los precios en el primer trimestre subieron en niveles muy superiores no solo a los esperados por el Gobierno sino a los medidos por las consultoras privadas durante los doce años de gobiernos kirchneristas.

Los índices de la Ciudad de Buenos Aires y de la provincia de San Luis, señalados como referencia por el Ejecutivo ante la ausencia de estadísticas oficiales, siguen siendo una mala noticia. Oficialmente, el Instituto de Precios al Consumidor de la Ciudad de Buenos Aires (IPCBA) indicó que la inflación de febrero (históricamente un mes de baja inflación) fue del 4%, levemente inferior a la de enero (4,1%) pero superior a la de diciembre (3,9%). El organismo puntano, en tanto, registró una desaceleración e informó un 2,7%, un punto y medio por debajo de la de enero (4,2%) y muy por debajo del 6,5% medido en diciembre.

Así, mientras el Ejecutivo insiste, en medio de las negociaciones paritarias, en que la inflación anual no superará el 25 por ciento, los índices de referencia acumulan, en los primeros tres meses de gobierno de Mauricio Macri, entre un 12 y un 13,4 por ciento de aumento de precios, en especial en el rubro vivienda y servicios.

Los índices privados también advierten fuertes aumentos en los primeros 100 días de la nueva administración nacional. El IPC-Congreso arrojó que en febrero la inflación fue del 4,8%, muy superior a las de enero (3,6%) y diciembre (3,8%). Según un informe de la Universidad Di Tella, la expectativa de la población se ubica en torno al 31,4%, dos puntos por debajo de la medida en febrero pero todavía más de seis puntos por encima del tope estimado por el Ministerio de Economía.

Un informe del Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM), que preside Miguel Ángel Calvete (también titular de la federación de supermercados chinos) señaló que los precios promedio de los alimentos, bebidas, artículos de higiene personal y de limpieza del hogar aumentaron hasta 38,2% entre noviembre y febrero, y su consumo se desplomó un 24%.

El informe, realizado entre el 1º de noviembre de 2015 y el 29 de febrero de 2016, destaca que los productos que más aumentaron sus precios son los de primera necesidad, como los lácteos, panificados y carnes, que en paralelo se convirtieron en los que menos se consumieron, por lo que se registraron "cambios notorios en los hábitos de consumo" de la población.

El sachet de un litro de leche fue el producto que más aumentó su precio en góndola, con un 38,2%, aunque por ser un bien sensible la baja en las ventas apenas fue del 2,1%. Lo que más se dejó de vender fue la factura de panadería, que cayó un 23,4% debido a la suba del 27,8% en el precio.

También fue importante la caída del consumo de pan tipo felipe (de 8 piezas), que alcanzó el 13% por el aumento del 36% en su precio. Los cortes de carne, en tanto, subieron hasta un 34% en valor, pero el consumo cayó entre 9 y 11% en Capital Federal; hasta 16,2% en el Gran Buenos Aires y hasta 21,4% en el interior del país.

Te puede interesar