Milei negó que vaya a firmar un decreto para fijar el salario mínimo o convocar a la paritaria nacional docente

El Presidente se mostró confiado de poder abrir el cepo a mitad de año, en base a estimaciones del FMI, y dijo que el momento “más duro” va a estar en marzo y abril.

ACTUALIDAD 16/02/2024
javier-UT3DOELRZZFZFLYKW5BN5BWOFQ

Con la discusión por los sueldos en pleno auge en esta última parte del receso por vacaciones, el presidente Javier Milei anticipó este viernes que no va a fijar por decreto el salario mínimo, pese a que eso habían dejado trascender desde la Secretaría de Trabajo cuando no hubo acuerdo en el consejo que juntó el jueves a empresarios y gremios. Asimismo, el mandatario descartó convocar a la paritaria nacional docente, aunque a LA NACION le habían confirmado desde la cartera educativa que sí llamarían a un encuentro. Esta instancia no está estipulada por ley pero es una demanda del sindicalismo de la que las administraciones nacionales suelen hacerse eco.

“¿No es una cuestión que tiene que ser abordada por los trabajadores con sus empleadores?”, se preguntó el libertario al referirse al aumento que se trata de definir sobre el piso salarial general. “No creo que un político pueda determinar un precio a mano. Ni se me ocurre. ¿Yo voy a emitir un decreto fijando un precio?”, exclamó, cuando tras la fallida reunión del jueves se esperaba que el Presidente determinara la cifra a través del Boletín Oficial.

En la misma línea sostuvo que el tema educativo es un problema de las provincias, en un momento de alta fricción con los gobernadores. “Nosotros tenemos una cuestión, fijar precios mínimos no nos gusta”, deslizó en Radio Rivadavia y así dejó en claro que tampoco llamará a los gremios docentes para establecer una pauta que después repercuta en las negociaciones con los mandatarios locales.

Acompañado por el diputado nacional José Luis Espert, que más temprano había posteado una foto con él, Milei lo incluyó en la conversación relacionada a la cuestión de los sueldos. “Acá el profe Espert me acaba de hacer el símbolo que usaban los emperadores romanos cuando mandaban a matar al gladiador, que no es con los pulgares, es como si vos mandaras el brazo hacia adelante en forma de espada. Cuando los salvaban era levantando el puño”, comentó y entonces reafirmó que no se involucrará en la paritaria de los maestros. “Si no, Espert saca la espada y ya estableció la amenaza”, se río.

Cepo, inflación y devaluación

En el terreno económico también se mostró confiado de poder levantar las restricciones al dólar antes de julio. “El Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que si seguimos haciendo esto al ritmo que lo estamos haciendo, podemos limpiar el balance del Banco Central y abrir el cepo a mitad de año. Después [para ir a la dolarización] tenés que reformar el sistema financiero, para que no sea débil frente a una corrida”, explicó el Presidente y aseveró: “Las estimaciones del Fondo dicen que podemos abrir el cepo a mitad de año. Es un dato muy importante”.

Siempre anclado en las expectativas del organismo de crédito, que vigila el rumbo de la Argentina ya que el Gobierno tiene el préstamo que pagar, el mandatario dijo que la actividad va a marcar “una suerte de V” y desglosó: “Habrá un primer tramo cayendo, que estimo que el momento más duro va a estar en marzo y abril, y a partir de ahí es cuando tocaste fondo y empezás a rebotar. Cuando abrís el cepo, la economía se dispara para adelante y empieza a recuperar fuerte”.

Confiado de su plan, dijo que los indicadores de alta frecuencia mostraron una inflación de 10% en las primeras dos semanas de febrero y señaló que también se derrumbó la curva de futuros del dólar. “Estaban con que iba a tener que hacer una devaluación y se desplomó”, comentó, por lo que dejó entrever que desde la Casa Rosada no piensan en un salto de la divisa extranjera en el corto plazo.

Además, indicó: “Somos los campeones del progresismo en la Argentina”. Esta frase la ancló en que su gestión actúa sobre el “impuesto que más daño hace” a la población -según él, la inflación- y en que evitó una híper. “Estaríamos con 95% de pobres si no, estamos trabajando en bajarla, estamos ayudando a los más vulnerables”, sostuvo.

Esperanza para las elecciones 2025

Todo esto lo hizo mostrarse esperanzado de cara a las elecciones legislativas de 2025, para cuando tiene expectativas de aumentar su base de poder en el Congreso, donde al momento solo cuenta con 38 diputados y siete senadores. “Si empezamos a bajar la tasa de inflación, suben la actividad, el empleo, los salarios, y además tenemos en caja la seguridad, ¿qué pensás que va a pasar en las elecciones de medio término?”, deslizó.

Dijo, además, que el intento de “desguasamiento” de la ley ómnibus, que endilgó a gobernadores y legisladores de la oposición, también colaborará con La Libertad Avanza. “La gente los vio. Y eso en 2025 no se los va a perdonar. Cuando en 2025 con la economía creciendo, la inflación a la baja, arrasemos en las elecciones, vamos a tener un Congreso como la gente para que votemos todas las reformas promercado y que la Argentina despegue como un cohete”, expresó.

Adelantó, en tanto, que insistirá en el Palacio Legislativo con extractos de ese megaproyecto que cayó e incluso dijo que enviará nuevas iniciativas que “sigan exacerbando el principio de revelación”. De acuerdo a su visión, esto último implicará que cada vez que diputados o senadores voten contra sus planes, “queden bien claritos, con los dedos sucios”.

“No me parece trivial que la ley [ómnibus] haya funcionando como principio de revelación y haya dejado de un lado a los que defendemos la libertad y el progreso, y del otro a los que hunden al país. ¿Sabés lo que debe ser que tomes lugar y quedes pegado con el kirchnerismo? Es un éxito rotundo, porque ordena el plano electoral de acá a 2025″, insistió.

“Problema cultural”

Antes de comenzar la entrevista, el Presidente publicó en su cuenta de X (ex Twitter) una extensa reflexión en la que, sin nombrarla, ahondó sobre los idas y vueltas que se originaron con la artista Lali Espósito, a quien señala por hacer shows pagados por diferentes municipios, y con el mundo de la cultura en general. “Acabo de publicar un tuit largo que tiene que ver con el tema de Gramsci y el principio de revelación. Hay discusiones que son discusiones y otras que son pseudodiscusiones, donde vos personalizás o ejemplificás para que se entienda el fondo. El problema de la Argentina es de índole moral y cultural”, justificó.

“Vos tocás la pata de los artistas y se te aglutinan todos. Al mismo tiempo los periodistas. Y además se te aglutinan en este caso los vinculados a la educación y la casta. ¿Quiénes son? Los políticos chorros, los sindigarcas, los empresarios prebendarios, los micrófonos ensobrados... Cuando tocás ese privilegio te das cuenta de que del otro lado quedan los beneficiarios de esos privilegios. En una economía que está todo bien, no pasa nada. Ahora cuando te encontrás con restricciones de caja aparece el problema; si no, volamos por los aires”, sostuvo.

Te puede interesar
Lo más visto