El dólar blue cruzó la frontera de los $ 1000 y se transformó en el principal eje de la campaña

La brecha cambiaria con el mayorista ya llega a 186%. El Banco Central vendió US$ 220 millones, el monto más alto desde abril.

ACTUALIDAD 10/10/2023

A 12 días de las elecciones presidenciales, el dólar blue cruzó por primera vez la barrera de los $ 1.000, en una carrera que tiene final abierto.

En medio de la tensión económica y la incertidumbre creciente, la corrida cambiaria tuvo como telón de fondo los cruces entre los candidatos presidenciales que se culpan entre sí por la escalada de la divisa que empuja los precios al alza y deteriora aún más los salarios.

Desde el Gobierno responsabilizan a Javier Milei, que el lunes había exhortado a los argentinos abandonar los plazos fijos en pesos como parte de su estrategia para impulsar la dolarización.

Las críticas a Milei llegaron desde distintos espacios políticos y el libertario busco despegarse de la corrida -hoy el blue subió 65 pesos en el día y llegó a tocar los $ 1045 para luego ceder a $ 1010- con el argumento de que su postura de huir del peso es algo que viene "diciendo hace años".

"Somos el único espacio político con un plan concreto para evitar la hiperinflación. Hay que eliminar el Banco Central, rescatando Leliqs y base monetaria; reducir fuertemente el gasto público, bajar impuestos, desregular y abrir la economía", escribió Milei en Twitter.

A la vez apuntó contra el Gobierno y la emisión monetaria. "El gobierno kirchnerista de Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa debe hacerse cargo del descalabro económico que han producido. Emitir a mansalva para financiar un gasto público exorbitante con el que los Insaurralde de la vida pagan su vida de monarcas tiene consecuencias y las estamos pagando todos los argentinos de bien".

"Entre el pirómano de Massa, que nos está llevando a la hiperinflación, y la irresponsabilidad de Milei, que fomenta la corrida cambiaria, están los argentinos angustiados por el presente y el futuro", tuiteó por su lado Patricia Bullrich, que así sumó a la estampida del dólar como un eje de campaña.

Por su lado, el ministro de Economía y candidato presidencial Sergio Massa buscó desligarse del tema culpando de la suba del dólar a "4 ó 5 vivos que están jugando al arbitraje", a los que no identificó, aunque prometió que de aquí al 10 de diciembre se concentrará en trabajar para "verlos en cana", según remarcó en un almuerzo con empresarios en la Cámara Argentina de Comercio.

Las palabras de Massa llegaron horas después de que el Gobierno anunciara una nueva ronda de operativos en las casas de cambio de la City, en otro intento por ponerle freno al informal. Pero a diferencia de lo que ocurrió la semana pasada, cuando las intervenciones dejaron al mercado sin precio, esta vez el blue siguió subiendo.

Ante este escenario, en los despachos oficiales aumenta la inquietud de que la corrida cambiaria se traslade hacia los bancos y que del desarme de depósitos se pase a una fase más dura, la del retiro de fondos de las cuentas bancarias.

En ese clima, las entidades que representan a los bancos unificaron el discurso y salieron con un comunicado común en el que piden "responsabilidad" en las declaraciones de los candidatos y remarcan la fortaleza con la que cuenta el sistema bancario.

Con el blue arriba de $ 1000, la brecha cambiaria se extendió a 186% y con esto fogonea las expectativas de devaluación sobre el tipo de cambio oficial, algo que el mercado espera que se produzca cuando se defina quién será el próximo presidente.

Por su parte, el dólar MEP se mantuvo prácticamente estable, en $ 845, mientras el contado con liqui salto 8,2%, a $ 953,5.

Te puede interesar
Lo más visto